T.P.
7/03/2024

Buque detenido por la Capitanía Marítima de Tarragona.

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, mediante la Capitanía Marítima de Tarragona, dependiente de la Dirección General de la Marina Mercante, ha ordenado la inmovilización del buque ‘Bull Flores’, de bandera de Indonesia, tras detectar graves deficiencias en los equipos que se deben llevar a bordo para garantizar la seguridad y prevenir la contaminación.

Estas deficiencias se han identificado durante una inspección llevada a cabo dentro del Memorándum de París para el control de los buques por el Estado rector del puerto, conocidas como París MoU. La Capitanía ha abierto al buque un expediente administrativo sancionador, lo ha inmovilizado y ha impuesto al armador una garantía de 70.000 euros, que tendrán que abonarse en la caja General de Depósitos del Ministerio de Hacienda.

El buque no podrá volver a navegar hasta que no abone la garantía y solvente las deficiencias detectadas durante la inspección. Entre ellas, se describe la falta a bordo de un sistema de gestión de aguas de lastre o la existencia de equipos de seguridad inoperativos, lo que vulnera la normativa relacionada con la seguridad y la protección marítimas.

La Capitanía Marítima de Tarragona desarrolla cada año en torno a un centenar de inspecciones a buques incluidas en el París MoU, realizadas exclusivamente por inspectores de seguridad marítima que, además, cumplen criterios de calificación específicos y están habilitados por el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible.

El objetivo de este Convenio es evitar la navegación de buques subestándar, es decir, que incumplen la normativa internacional vigente en materia de seguridad marítima, protección del medio ambiente marino y condiciones de vida y de trabajo de la tripulación a bordo de los buques.