T.P.
13/12/2021

Se trata de una grúa automóvil capaz de manipular sólidos a granel y carga general.

La empresa Ership ha sumado una nueva grúa en sus instalaciones del Port de Tarragona. Se trata de la séptima máquina de este tipo que tiene la empresa en sus instalaciones portuarias. Las grúas se encuentran distribuidas entre los muelles de Castella, donde tiene dos, y el muelle de Aragó, donde tiene cinco.

Esta nueva grúa ha sido construida este mismo año y cuenta con dos motores diésel de 625 KW que son capaces de mover 100 toneladas bajo el gancho a 24 metros y 50 toneladas con cuchara a 32 metros. Gracias a su versatilidad esta nueva máquina puede manipular tanto sólidos a granel (agroalimentario, minerales) como carga general. Este modelo adquirido por Ership tiene una longitud de 18,5 metros, 10,5 metros de ancho y 67 de altura. La superficie de la zona de apoyo ocupa 36 m2 mientras que el peso, con los mecanismos de rotación instalados, es de 440 toneladas.

La incorporación de esta nueva máquina forma parte del objetivo de Ership de actualización de sus recursos materiales y la mejora de los servicios. La nueva grúa sustituye a la que hace pocos días se embarcó en el muelle de Aragó con destino a otro puerto mediterráneo. La operativa se realizó con las embarcaciones Piemonte, remolcador encargado al llevar la grúa, y la pontona Golia, plataforma en la que fue cargada.

La grúa sustituida es el HMK 300 EG, una máquina automóvil capaz de operar todo tipo de mercancía gracias a su adaptación de los mecanismos de elevación, carga general, mercancía a raudales o contenedores.