T.P.
15/11/2021

Entre otras mejoras, solicitan ampliar los muelles de carga.

El presidente y representante de la sectorial del vacuno de carne de Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), Joan Carles Massot, y el representante de la sectorial de forrajes de JARC y COAG, Robert Jaimejuan, se reunieron con Valentín Almansa, director de Sanidad Animal de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), para proponer que se agilicen y mejoren las condiciones de transporte marítimo y recepción de ganado vivo en el Port de Tarragona, para equipararlo con el de Cartagena.

En el pasado año 2020, España exportó unas 195.000 cabezas de ganado vacuno con destino al mercado árabe y medio Oriente, a través de transporte marítimo principalmente, que partieron desde los puertos de Cartagena y Tarragona, casi en su totalidad. La entidad considera que es necesario invertir en el acondicionamiento de ambas infraestructuras y equilibrar el volumen de movimientos de manera equitativa entre las dos ciudades. Según la organización, habría que equiparar también el funcionamiento de ambas instalaciones portuarias en igualdad de condiciones, por ejemplo, en cuanto a los horarios. Estas medidas redundarían igualmente en el bienestar animal, facilitando la recepción y manejo del ganado. También se envían importantes volúmenes de ganado ovino.

Entre las reformas portuarias, la entidad propone ampliar los muelles de carga e instalar corrales más adecuados para acoger los animales durante su descarga y espera. JARC afirma que los estudios, como el recientemente realizado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), para acondicionar los recintos de los barcos (basado en la instalación de mejoras tecnológicas y de manejo que aumentan la comodidad de los animales), son la mejor referencia para las reformas.

Además, para garantizar el bienestar animal y la bioseguridad de los barcos, se tendría que establecer un certificado que vele por el cumplimiento de los requisitos del país importador, y para que las condiciones de viaje sean correctas.

Por último, con el objetivo de reducir el tiempo de espera de los animales dentro del transporte terrestre, que los desplaza hasta el punto de descarga en el puerto, la entidad solicita que se estudie la posibilidad de que la documentación del ganado se revise en el momento de carga de los animales, en la explotación de origen, en vez de en las instalaciones portuarias.