J.A.D.
15/11/2021

Los tráficos de carbón han mejorado gracias al repunte de la demanda italiana.

Euroports Ibérica, la operadora responsable de la descarga y almacenaje de carbón y coque de petróleo en el Port, ha logrado prácticamente triplicar en lo que va de año el tráfico de carbón en el enclave, gracias a sus operaciones con Italia, país de destino de gran parte del mineral que se distribuye desde Tarragona. En el acumulado hasta septiembre, el enclave suma 1.368.548 toneladas frente a las 495.192 toneladas del mismo periodo del año pasado.

Aunque las cifras distan mucho de las registradas con anterioridad a 2019, con ejercicios en los que se llegaba a los tres millones de toneladas, lo cierto es que en este 2021 se observa un claro repunte en las operaciones en Tarragona como puerto hub de este mineral.

Tras el cierre de las centrales de Endesa en Andorra (Teruel), no operativa desde junio de 2020, y el anunciado de la central de Alcúdia (Mallorca), parcialmente en funcionamiento y con un cierre total previsto para 2026, la italiana Enel, propietaria de Endesa, encaminó las operaciones logísticas de carbón hacia sus centrales térmicas en Italia. Sin embargo, el país transalpino también tiene fijados unos plazos de cese de producción de sus centrales térmicas para 2025, como fecha límite, cumpliendo de este modo el proceso de descarbonización impulsado por los estados miembros de la Unión Europea. La posibilidad de seguir operando sus centrales térmicas en la actualidad, junto a la creciente demanda de fuentes de energía, ha disparado el consumo de carbón en Italia.

Paralelamente, Endesa está preparando en nuestro país la reapertura de la central térmica de As Pontes, que ya ha adquirido carbón para su llegada por vía marítima. Pero, en todo caso, de cara al futuro, y pese a estos repuntes de consumo de este mineral, los responsables de Euroports trabajan para traer nuevos tráficos de minerales y aprovechar así las características de su terminal. “Tenemos una de las terminales más flexibles del Mediterráneo para albergar productos minerales”, señalan fuentes de la compañía.

Respecto al coque, su destino son las fábricas cementeras de nuestro país, y alguna exportación esporádica a Argelia o Marruecos. Las terminales que operan carbón y coque en el Port de Tarragona son las situadas en los muelles Catalunya y Navarra. Y los operadores son Euroports Ibérica (descarga y almacenaje) y la sociedad García Munté (almacenaje y clasificación).