T.P.
06/10/2021

El SEA ha supuesto una reducción 2,5 millones de euros mensuales en coste de oportunidad por las empresas.

El 6 de octubre el Sistema de Entregas de Agroalimentarios SEA del Port de Tarragona cumple el primer año de su entrada en funcionamiento con un total de 4.172.670 toneladas movidas. En estos primeros doce meses, la plataforma ha gestionado un total de 91.691 encargos de productos agroalimentarios el que se ha acabado traduciendo en un total de 154.661 entregas efectivas.

La jornada que más movimientos registró este nuevo sistema implantado en el Port fue el 22 de septiembre con 571 encargos. El crecimiento en la utilización del SEA queda patente en el incremento vivido en los últimos seis meses, las entregas efectivas han aumentado en un 127%, porcentaje similar a las toneladas total movidas que han crecido en un 120%.

Este sistema pionero ha supuesto una reducción 2,5 millones de euros mensuales en coste de oportunidad para las empresas y, de forma directa, ha reducido en 50 minutos de media el tiempo de espera para los aproximadamente 2.000 camiones diarios que operan en el enclave. Además, la eficiencia del sistema contribuye a ahorrar 30.000 horas mensuales para las empresas transportistas y acaba suponiendo la consiguiente disminución de emisiones de CO₂.

Desde el primer momento la aplicación se mostró efectiva generando confianza para todas las partes implicadas. La transición hacia la utilización de este nuevo sistema ha sido vista como un paso adelante para todos los actores implicados y los datos así lo señalan. La Autoridad Portuaria de Tarragona sigue trabajando para hacer este sistema más potente, ágil y robusto y de esta forma ayudar a los transportistas que día a día trabajan en sus instalaciones.

Este nuevo sistema permite una entrega de los agroalimentarios más rápido, eficiente y económico asegurando al 100% la trazabilidad de toda la mercancía y facilitando, sobre todo al transportista, la recogida de la mercancía a la terminal portuaria tarraconense. El SEA facilita enormemente el trabajo del transportista porque tiene la mercancía localizada en todo momento, la hora y el punto de recogida y, como muestran los datos anteriores esto implica una reducción muy significativa en tiempo de estancia a las instalaciones portuarias.