T.P.
04/10/2021

La nueva terminal estará en funcionamiento a partir de marzo del próximo año.

El Consejo de Administración del Port de Tarragona ha aprobado la licitación para la adjudicación de una concesión para la construcción y explotación de una terminal pública de cruceros en el muelle de Balears. Esta decisión implica pasar de una gestión pública a una gestión en régimen de concesión.

La decisión implicará la construcción de una terminal, de mínimo 5.900 metros cuadrados, con un plazo de explotación de doce años que estará en funcionamiento a partir de marzo del 2022 para que la temporada de cruceros 2022 sea gestionada por el nuevo operador.

El periodo para presentar las ofertas se abrirá antes de finalizar 2021. El Port quiere crear una terminal de vanguardia que se convierta en otro punto referente del Port y de la ciudad. La optimización de la movilidad de pasajeros y vehículos, el respeto por el medio ambiente y un servicio de alta calidad son prioridades para el Port, acciones recogidas y trabajadas dentro del Plan de Sostenibilidad Agenda 2030 y que tendrán que formar parte de este nuevo proyecto.

El nuevo muelle Balears, que se inaugurará el próximo 29 de octubre, permitirá aumentar la línea de atraque de cruceros en 700 metros y ofrecer una operativa mucho más cómoda y ágil. Esta infraestructura representa una mejora cualitativa, puesto que abre la puerta a acoger cruceros más grandes y permite el atraque de más barcos de manera simultánea.

Se trata de una inversión de más de 30 millones de euros que sirve para ampliar con 40 hectáreas el espacio destinado a la operativa de cruceros. La obra se inició en el mes de mayo de 2020, superando los efectos de la pandemia, y acabará a finales de este mes.