T.P.
31/08/2021

El sector del transporte se cuestiona si el mantenimiento de estas vías tiene que hacerse vía presupuestos o tendrán que buscarse nuevas alternativas.

El final de las concesiones de la AP-7 y de la AP-2 era una fecha señalada para muchos de sus usuarios más habituales. Entre estos está el sector del transporte, que ve con preocupación el debate que se abre en adelante y que cuestiona si el mantenimiento de estas vías tiene que hacerse vía presupuestos o tendrán que buscarse nuevas alternativas. «Nos preocupa esta falacia que se está instalando que no se pagará por circular por estas vías, porque no es verdad, o no las estamos pagando a través del impuesto de hidrocarburos», lamenta el director general de la Federació d’Empreses d’Autotransport de la provincia de Tarragona (Feat), Josep Lluís Aymat.

Según cálculos de Feat, más de 9.000 profesionales del sector en la demarcación de Tarragona se beneficiarán de la gratuidad de la AP-2 y de la AP-7, dos ejes estratégicos para este territorio que han facilitado la movilidad tanto hacia Barcelona y la frontera francesa como hacia Lleida, un territorio estratégico muy vinculado a la actividad del Port de Tarragona. «No hay ningún transportista que no pase por algún peaje, más que nada porque nos han obligado», señala el director general de Feat, Josep Lluís Aymat en declaraciones recogidas por el Diari de Tarragona.

Por su parte, el Gremi de Transports i Logística de Catalunya calcula que la eliminación de los peajes de la AP-7 y la AP-2 permitirá un ahorro anual de 2.000 euros anuales por camión. Un cálculo que para algunas empresas supondrá una reducción de los gastos considerable.

Para las empresas esta reducción en los gastos «compensará el incremento en el precio del gasóleo», un factor que estaba dificultando que para muchos profesionales del transporte fuera rentable su actividad. Y esto está pasando factura a un colectivo en el que los autónomos tienen un importante peso, lo que significa que tienen que asumir estos gastos adicionales de su bolsillo.

Muchos conductores podrían plantearse la alternativa de la C-32, después de que la Generalitat anunciara nuevas bonificaciones para los usuarios de esta vía a partir de mañana. La rebaja será del 70% en el tramo Sitges-El Vendrell y del 40% para los túneles del Garraf (Sitges-Castelldefels). No obstante, para beneficiarse de esta reducción tendrá que accederse desde una de las entradas de esta vía y la ida y vuelta tendrá que hacerse en un tiempo máximo de 24 horas, por lo que las personas que se planteen ir por la AP-7 y continuar por la C-32 se verán excluidas. Además, la rebaja tan solo será de lunes a viernes. Un escenario que deja los servicios estacionales fuera de esta medida, por lo que las empresas solicitan el rescate de esta autovía.