T.P.
18/08/2021

El Port recupera un edifico emblemático de la ciudad.

Tras 12 años en desuso y después de una reforma integral iniciada en 2019, en la que se han invertido 4,7 millones de euros (1,6 millones aportados por fondos europeos FEDER), la Autoridad Portuaria de Tarragona trasladará su sede institucional y otros equipamientos al antiguo edificio levantado originariamente en 1978.

Las dos plantas superiores será para Salvamento Marítimo y Port Control. Las dependencias de presidencia ocuparán la cuarta planta del edificio, que compartirá con el departamento de relaciones institucionales. La dirección general, la secretaria general y el departamento de comunicación ocuparán la tercera planta. Los dos primeros pisos se han habilitado para oficinas en alquiler, una opción que se hará vía concurso para que puedan ubicarse empresas privadas.

La actual sede será ocupada por dependencias administrativas y ampliación de espacio para algunas actividades propias de la gestión.