T.P.
13/08/2021

El nuevo noray de amarre permitirá aumentar la seguridad de los barcos en condición de fuerte viento.

El Port Tarragona ha instalado un innovador bolardo soterrado para mejorar el atraque de barcos en el muelle de Cantabria. Esta novedad responde a la necesidad de mejorar el amarraje con un nuevo sistema en la zona de la rampa ro-ro que utiliza el fast ferry que conecta semanalmente el Port con Turquía, pero también se podrá utilizar para otro tipo de buques que lo requieran.

La instalación de un noray de marre sepultado tiene como objetivo poder compatibilizar el espacio del muelle con otras operativas cuando no haya el barco ro-ro atracado. Esta solución encontrada por los técnicos en infraestructuras del Puerto de Tarragona permite que la cubierta del bolardo se levante cada vez que sea necesaria su utilización por la empresa terminalista encargada de las operativas ro-ro en el muelle de Cantabria, y que sea invisible cuando este no sea necesario.

La directora de Desarrollo y Negocio de la Autoridad Portuaria, Genoveva Climent, ha querido destacar que ”este bolardo es un ejemplo tangible del servicio a medida y de proximidad que damos en el  Port, en este caso, para mejorar la eficacia y la seguridad de las operativas”.