T.P.
11/08/2021

Los tramos del Corredor siguen avanzando a buen ritmo.

Adif continúa avanzando en las obras del Corredor Mediterráneo en el entorno de Tarragona, en el marco del desarrollo de esta infraestructura en Catalunya. En concreto, estas operaciones se realizan en el ámbito que ocupan Tarragona Viajeros, Tarragona Clasificación y Tres Camins, y se prolongarán hasta el 25 de octubre.

De este modo, se da un nuevo impulso a la ejecución del Corredor Mediterráneo, un proyecto estratégico para la vertebración del transporte ferroviario en todo el arco mediterráneo y su área de influencia.

Una vez finalice la instalación del tercer hilo entre Castellbisbal y Vila-seca, el área industrial y el Port de Tarragona tendrán conexión directa en ancho estándar con Europa. Con ello, se conseguirá, entre otros beneficios, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de los costes de transporte, potenciando la competitividad de este sector.

Los trabajos se concentran en el tramo Sant Vicenç de Calders-Nus de Vila-seca, en el que ya se han montado 15 aparatos de vía en las estaciones de Tarragona, Tarragona Clasificación y Tres Camins, se ha iniciado la instalación del tercer hilo y se ha renovado la catenaria, así como las traviesas en Tarragona Clasificación y trayectos.

También se han adaptado las vías y los andenes de la estación de Vila-Seca, según la nueva configuración con la instalación de 4 aparatos de vía mixtos, además de otras operaciones en la capa de balasto en determinados puntos del tramo.

Por otro lado, en la estación de Altafulla se ha ejecutado la ampliación de la plataforma de la vía 4 y las instalaciones para la ampliación del paso inferior. Mientras, en Torredembarra, se ha realizado el premontaje de los aparatos de vía mixtos para la nueva configuración de vías y se ha realizado la ampliación de plataforma de la vía 4.

Hasta el 25 de octubre de 2021, está previsto acometer los trabajos de sustitución de los desvíos de la estación de Tarragona Clasificación, la vía de Salou y los accesos al Puerto de Tarragona por aparatos de tres hilos para permitir continuar con la instalación del tercer carril en el Corredor Mediterráneo.

Las obras, que comenzaron el 16 de julio, se iniciaron con la modificación de la cabecera lado Barcelona de la terminal de Tarragona Clasificación, donde se instalan 6 desvíos para conectar dicha terminal con las vías principales de la línea Reus-Tarragona. A continuación, se acomete la cabecera del lado Reus de la misma estación, donde se instalan 10 desvíos y un cambiador de hilo.

Tras estos trabajos, se lleva a cabo la sustitución de aparatos en la vía de Salou, que afecta al acceso de contenedores del Port de Tarragona y a la industria de Tres Camins.