T.P.
28/06/2021

La multinacional sueca quiere incidir en su apuesta por la reducción de la huella de carbono.

La empresa multinacional de artículos para el hogar Ikea ha decidido decantarse por el transporte por ferrocarril en vez de camiones para sus volúmenes entre Barcelona y Tarragona. La intención de la empresa es reducir la huella de carbono optando por medios de transporte más sustentables.

Entre las estimaciones de Ikea se encuentra una reducción de la huella del 75% en el transporte por ferrocarril entre Tarragona y Barcelona. La solución intermodal es gestionada y operada por APM Railways. Por su parte, la tracción está a cargo de Go Transport.

El volumen anual previsto para este transporte por ferrocarril es de unos diez mil contenedores. El transporte por ferrocarril de los volúmenes de Ikea empezó a funcionar a finales del año pasado, pero recientemente la empresa difundió los detalles.

El transporte entre el puerto de Barcelona y el almacén que la empresa posee en Tarragona se realizaba en su totalidad a través de camiones. Por ello, el cambio a transporte por ferrocarril supone una reducción del 75 de la huella del Ikea Supply Chain en dicho tramo.

Hasta la fecha, el servicio está integrado por un tren al día. Sin embargo, fuentes de la empresa señalan que han llegado a manejar unos diez trenes semanales en momentos pico. También indicaron que están realizando una inversión de unos 350 mil euros en obras de ingeniería y construcción para mejorar las operaciones y la seguridad en la terminal intermodal de Tarragona.

La mercancía es transportada desde el puerto de Barcelona hasta la terminal intermodal Tarragona Mercaderies. La distancia entre ambas es de unos cien kilómetros. El tramo final de unos 30 kilómetros desde la terminal al centro de distribución si se sigue realizando en camiones.  La operativa de Ikea en este caso permite reducir la huella de carbono y el efecto invernadero en los transportes de larga distancia. Estiman que la reducción en España alcanza unas 700 toneladas al año. La empresa detalló que han replicado el modelo en otras localidades de Europa.

Muestra de ello es la solución para el transporte entre APM Terminals en Vado hasta el centro de distribución en Piacenza, ambos en Italia. En este caso, el cambio es de unos 2 mil contenedores de cuarenta pies que han pasado de camiones al ferrocarril.