T.P.
28/04/2021

El éxito de la nueva ruta abre nuevas posibilidades de enlaces ferroviarios con el Port.

Sin duda se trata de uno de los grandes éxitos logísticos que ha vivido el Port en los últimos meses. La ruta Ro-Ro que enlaza Tarragona con el puerto turco de Izmir, que inició su andadura el 10 de febrero, registra ya la plena ocupación cuando todavía no se ha llegado a los tres meses de la puesta en funcionamiento del servicio. En un principio, los cálculos eran llegar en seis meses a la plena ocupación en las escalas entre los dos puertos.

Estos datos de ocupación de la ruta se han dado a conocer en el marco de la visita de la cónsul de Turquía, Selen Evcit, al Port de Tarragona. Estas cifras han hecho que la empresa logística encarga de la línea marítima, Ekol, ya se encuentre trabajando para abrir un segundo servicio en esta ruta entre el puerto de Izmir y el Port de Tarragona, ampliando la capacidad de esta línea marítima. Durante los primeros meses de funcionamiento de la ruta Ro-Ro Tarragona – Izmir se han movido un total de 3.311 UTIs (Unidad de Transporte Intermodal).

Hay que recordar que esta línea es la conexión más rápida entre un puerto peninsular y Turquía, con un tránsito time inferior a los tres días. La operativa se inicia con la salida del barco desde Turquía los domingos y su llegada a Tarragona dos días y medio después, martes por la noche, posibilitando que los camiones lleguen a las instalaciones logísticas en el interior de la Península el miércoles a primera hora, y a la inversa, cargando en cualquier punto del Estado hasta miércoles por la tarde y librando a cualquier punto de Turquía el lunes.

El Port Tarragona iniciará nuevos servicios por ferrocarril derivados de su ruta con Turquía. Estos servicios unirán Tarragona con el centro de la península, Amberes y Ludwigshafen por tren. El primero de estos nuevos servicios está previsto que entre en funcionamiento en las próximas semanas y unirá el Port de Tarragona con Azuqueca de Henares (Madrid).

Los otros dos trenes previstos, unirán el Port de Tarragona con dos importantes nodos logísticos del norte de Europa, Amberes y Ludwigshafen. La ruta con Amberes está prevista que entre en funcionamiento en un plazo de dos meses mientras que la ruta con Alemania aún no tiene fecha definida.