T.P.
22/04/2021

La nueva ruta ha consolidado las expectativas que se tenían.

Tras los dos primeros meses de funcionamiento del nuevo servicio Ro-Ro que enlaza el Port de Tarragona con Izmir (Turquía), la ruta va camino de la plena ocupación; las importaciones y exportaciones tienen ya cifras similares, haciendo que el barco viaje completamente lleno en cada una de sus escalas, aumentando así la eficiencia. En número de conductores, se han enlazado tres escalas consecutivas con pleno empleo.

Según informa la Autoridad Portuaria, en este tiempo se han se han movido un total de 2.983 UTIs (Unidad de Transporte Intermodal). Con una tendencia al incremento de las cifras de carga a medida que han avanzado las semanas y las escalas entre los dos puertos. Las cifras más destacadas que se han logrado hasta el momento se centran en los servicios de importación, donde los datos suben hasta los 1.793 UTIs. Mientras que las exportaciones, de Tarragona a Izmir, han supuesto un total de 1.190 UTIs.

Hay que recordar que esta línea Tarragona-Izmir es la conexión más rápida entre un puerto peninsular y Turquía, con un tránsito time inferior a los tres días. La operativa se inicia con la salida del barco desde Turquía los domingos y su llegada a Tarragona dos días y medio después, martes por la noche, posibilitando que los camiones lleguen a las instalaciones logísticas en el interior de la Península el miércoles a primera hora, y a la inversa, cargando en cualquier punto del Estado hasta miércoles por la tarde y librando a cualquier punto de Turquía el lunes.

La empresa EKOL Logistics lidera esta nueva ruta con la participación de la naviera DFDS, grupo Arola y la terminal Euroports.