T.P.
28/01/2021

El ahorro energético supera la cuarta parte de la demanda energética de los equipamientos del Moll de Costa.

La Autoridad Portuaria licita la instalación de placas fotovoltaicas en el techo del renovado Museo del Port, que generarán 389 Mwh de potencia al año para autoconsumo instantáneo. La planta fotovoltaica generará el 26% del total de la energía necesaria, mientras que el resto, lo aportará la comercializadora. El ahorro energético supera la cuarta parte del total necesario para cubrir la demanda energética del Moll de Costa.

Este nuevo sistema aumentará la sostenibilidad y el ahorro energético y se unirá a otros sistemas similares ya en funcionamiento en el enclave. Actualmente, el Port ya produce energía eléctrica con placas fotovoltaicas en el techo del edificio administrativo, en el edificio del nuevo Punto de Inspección Fronterizo (PIF), en las dependencias de Aduanas, en la Cofradía de Pescadores y en el edificio de la Policía Portuaria.

La futura instalación funcionará como una pequeña central de producción de energía eléctrica, que inyectará la corriente producida en la red interna del edificio por su autoconsumo. La instalación fotovoltaica está diseñada para alimentar otras equipamientos y edificios del Moll de Costa como de los cuatro Tinglados y los dos Refugios, donde se encuentra el propio Museu.