T.P.
18/01/2021

El buen comportamiento de los graneles líquidos ha mejorado los volúmenes de diciembre.

El Port de Tarragona cerró 2020 con un volumen de tráficos de 26,7 toneladas, lo que representa un 20% menos respecto a lo registrado en 2019 (33,2 millones), año récord en la infraestructura.

El Port cierra así el 2020 como uno de sus peores años. Y es que los imponderables han afectado especialmente a los tráficos de la infraestructura.

Como se ha venido apuntando a lo largo de los últimos meses, el enclave iniciaba el año con unos déficits de difícil recuperación. El más significativo, la pérdida de los tráficos de carbón y coque de petróleo, al cerrar las centrales térmicas de Andorra en Teruel y la de Alcudia en Mallorca, a las que abastecía.

El carbón ha sido, con diferencia, la mercancía que más ha influido negativamente en el cómputo final de tráficos, ya que en un buen año suponía algo más del 10% de todo el tráfico en la dársena, mientras que el pasado ejercicio vino a significar un muy reducido 2,5%.

Pero es que, además, la infraestructura, en el capítulo de efectos sobrevenidos, soportó en 2020 los provocados por el temporal Gloria; la reducción de tráficos energéticos derivada del accidente en enero de IQOXE en el polígono petroquímico, y el traslado, por parte del operador, de los tráficos de sal potásica a Barcelona. Y no debemos olvidar la sacudida que para todos ha supuesto el covid-19, que naturalmente ha tenido también su incidencia en el Port.

De hecho, la propia Autoridad Portuaria ya contemplaba a inicios del curso una bajada de un 30% en la suma de todos los tráficos. Sin embargo, gracias al buen comportamiento de los últimos meses del pasado año, el Port ha concretado signos de recuperación en su actividad.

Así, del mes de diciembre registró 2,4 millones de toneladas, un 5% más que el mismo mes del año anterior. Los cuatro últimos meses del año han vivido un crecimiento en muy diversos frentes, mejorando incluso algunos datos del 2019.

Los mejores indicadores en diciembre han sido para los graneles líquidos. Dentro de esta categoría, los químicos y los abonos son los que presentan un comportamiento más positivo respeto el año anterior, con un incremento del 59,7%. El movimiento en el apartado otros productos petrolíferos es el que más toneladas ha movido en el último mes de 2020 con 836.299 toneladas, lo que supone un aumento del 34,3%.

Por su parte, la carga general en contenedores ha aumentado en un 13,9% respeto el diciembre de 2019, manteniendo unos volúmenes similares a las del mes de noviembre.

Por mercancías, los productos energéticos continúan aportando el peso principal de los tráficos del Puerto de Tarragona. El incremento positivo en este tráfico ha estado de un 14,5%, siente el gasóleo, el fuel y el petróleo crudo los más destacados. Resaltar el incremento del 8,5% en biocombustibles.