T.P.
14/11/2020

25 empresas licitan por el movimiento de tierras para las conexiones de la plataforma del Port en Guadalajara

La Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) ha recibido un total de 25 ofertas que optan a hacerse con el contrato de movimiento de tierras de zonas de conexión ferroviaria y adecuación de parcela intermodal del término municipal de Guadalajara y de la agrupación de parcelas intermodales del término municipal de Marchamalo que forman parte de Puerta Centro.

Las obras comprenden la definición, regulación, programación y valoración de las obras necesarias para dotar a Puerta Centro de la plataforma necesaria, pero únicamente con todos los trabajos relativos al movimiento de tierras, para un futuro acceso y servicio ferroviario.

Para dichas obras la APT destinará un presupuesto de 5,7 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de siete meses, una vez adjudicadas.

Después del visto bueno obtenido recientemente por la Autoridad Portuaria de Tarragona para conectar su terminal intermodal de Puerta Centro con un segundo enlace a la Red Ferroviaria de Interés General en el trayecto que une Madrid y Barcelona, el proyecto de construcción del Puerto Seco de Tarragona en la provincia de Guadalajara sigue avanzando con el horizonte del próximo año como puesta en marcha de la plataforma.

El Port de Tarragona dispone de 150.000m2 en la Ciudad del Transporte-Puerta Centro, la plataforma logística intermodal más importante de la Península, con 2,2 millones de metros cuadrados de suelo logístico, situada entre Guadalajara y Marchamalo. En este espacio logístico, la APT tiene previsto invertir 20 millones de euros en una terminal ferroviaria con capacidad para trenes de más de 750 metros de longitud y que contará, además, con un recinto aduanero marítimo de carácter interior para la reducción de tiempo y costes.

La plataforma intermodal en Puerta Centro constituye uno de los grandes ejes estratégicos diseñados por el Port para su crecimiento en los próximos años. Las características de este centro logístico permiten una cobertura nacional e internacional, proyectándose como hub logístico que canalizará flujos con origen y destino Madrid y su zona de influencia. Un nodo logístico que dará salida a las principales demandas futuras de transporte de contenedores por ferrocarril. El Port estudia, por otra parte, el modelo de gestión futuro de la terminal, que podría ser un mix con la iniciativa privada.

La terminal en Guadalajara es clave en la proyección de futuro del enclave, junto a la creación de un puerto seco para agroalimentario en Aragón, la futura ZAL, el nuevo muelle de Balears y la ampliación del muelle de la Química. Por otra parte, la inversión en Guadalajara constituye uno de los argumentos de impulso del ferrocarril, una estrategia con claros beneficios económicos y medioambientales, que los gestores del Port vienen reforzando, con especial atención al tráfico de agroalimentarios.