T.P.
03/07/2020

El emblemático archivo invita a celebrar su recorrido con una variada oferta de actividades

Era en 1987 cuando un profesor de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, Lluís Navarro Miralles, inició los pasos para hacer realidad el proyecto de creación de un archivo histórico a partir de la documentación que tenía la Autoridad Portuaria de Tarragona. En el mes de octubre del mismo año 1987, y gracias a un convenio con la Obra Social de Caja de Ahorros de Tarragona, se contrataron dos técnicas para hacerlo viable, Mercè Toldrà y Coia Escoda.

Emplazado en el antiguo edificio de oficinas de la Junta de Obras del Puerto, en la calle de Anselm Clavé, esquina plaza de los Carros, el Archivo Histórico del Puerto de Tarragona, se abrió al público el 4 de julio de 1990, aprovechando los actos de celebración del Bicentenario del puerto moderno.

Fue el primer archivo portuario del Estado español que abría sus fondos a la ciudadanía. Al cabo de pocos años, además de la documentación histórica, se pasó también a gestionar la administrativa.

En la actualidad el Archivo gestiona 13 fondos documentales, 6 de los cuales son fruto de la gestión portuaria a lo largo de los años, dos son fondos personales, uno es patrimonial, un fondo de empresa, un fondo de otras administraciones y 2dos más son fondos de asociaciones vinculadas al Puerto de Tarragona: el del Club Náutico y el del Gremi de Marejants.

El documento portuario más antiguo que se conserva es una escritura de propiedad de una tienda de mar del año 1714. Aun así, el alcance cronológico de los documentos va del 1790, año en que se inician las obras del puerto moderno, hasta la actualidad.

Además de los fondos documentales (casi 18.000 cajas), el Archivo gestiona también una importante Biblioteca formada por 9.500 volúmenes, la Hemeroteca, con más de 420 cabeceras, el Archivo de Planos con 1.750 unidades, el Archivo de Imágenes con más de 12.000 fotografías, 321 grabaciones audiovisuales y más de 1.800 registros de la colección Ephemera.

 

 

Los actos de conmemoración del 30.º cumpleaños se tenían que iniciar esta semana y se prevé que se alarguen durante todo el año hasta julio de 2021; aun así, a causa de las circunstancias actuales no se prevé hacer ninguna actividad presencial hasta el mes de octubre.