T.P.
22/06/2020

El nuevo cubrimiento favorecerá la eficiencia energética y supondrá un ahorro energético

Las obras del Museo del Port de Tarragona ya han superado la fase de desmontaje de la cubierta y de escombro del interior, previo traslado al Tinglado 2 de las piezas que estaban expuestas y que este verano abrirá puertas como sede provisional del Museo.

A estas alturas los trabajos están en la fase del desmontaje de la cubierta para sustituirla por una de nueva que garantiza el confort técnico en el interior de las instalaciones. Esta nueva cubierta favorecerá la eficiencia energética de la climatización interior y, como consecuencia, supondrá un ahorro energético del edificio.

Las próximas tareas que se desarrollarán, después del actual desmontaje y montaje de la cubierta, serán la ejecución de instalaciones y las nuevas particiones del interior del edificio.

A pesar de que se trata de una reforma integral, con este proyecto el Port quiere mantener la estructura y elementos del edificio y poner en valor la arquitectura industrial de la época.

Paralelamente a las obras del Museo, el Port está perfilando el proyecto de museografía interior, un proyecto que se empezará a ejecutar una vez la obra esté prácticamente finalizada.