T.P
20/06/2020

La decisión no afectará a la plantilla.

La planta de combustible de Repsol en Tarragona, centrada en la producción de queroseno,  parará su actividad por primera vez desde su puesta en funcionamiento en 1975 a partir de este fin de semana y durante aproximadamente 20 días. Esta decisión histórica no afectará a todo el complejo: se centrará exclusivamente en la refinería de queroseno, combustible para los aviones.

La bajada de actividad en general debido a la pandemia y su afectación a la actividad de las aerolíneas ha provocado resta decisión después de que la compañía agotara su capacidad de almacenamiento de combustible. La intención es precisamente acabar con el stock existente antes de la recuperación del sector y equilibrar de este modo la oferta y la demanda, que se estima en una caída de entre un 70% y un 80%.

La noticia, avanzada  por Tarragonadigital, no afectará en ningún caso a la plantilla. Fuentes de la compañía han asegurado que los trabajadores asignados a la refinería (de un total de 1.400) aprovecharán estas tres semanas por otras funciones que no estén relacionadas directamente en la producción.

La parada no afecta ni a las plantas de petroquímica, ni a las de química derivada ni a instalaciones marinas, ni en La Canonja, ni al resto del Complejo Industrial.