T.P.
15/06/2020

El reloj tiene 15 metros de altura y es una obra con mezcla de estilos.

El Puerto de Tarragona ha adjudicado las obras de rehabilitación del Reloj del Moll a la empresa Izer Ingeniería y Economía por un importe de 78.819 euros y un plazo de ejecución previsto de tres meses. El emblemático edificio se encuentra malogrado por el paso del tiempo y con lesiones de gravedad que hacen necesaria una intervención.

La Torre-Reloj del Puerto es una obra ecléctica situada al dique de Levante, proyecto del ingeniero Francisco García de Membrillera y datada en 1922.  Está protegida como BCIL (Bien Cultural de Interés Local). Forma parte de la Ruta Patrimonial del Puerto, un recorrido de más de cuatro kilómetros que incluye una docena de elementos portuarios, como grúas, edificios emblemáticos, embarcaciones, entre otros.

El reloj sustituía los toques de trompeta que un trompetero hacía para indicar el inicio y el final de la jornada laboral. La construcción del reloj se le atribuye a Josep Rigau Marot, que fue homenajeado por la Autoridad Portuaria de Tarragona en 1992 con motivo del centenario de su nacimiento y como reconocimiento a la tarea de mantenimiento del mencionado reloj llevada a cabo a lo largo de los años.