T.P.
10/06/2020

En rojo, la conexión viaria objeto del proyecto.

El Puerto de Tarragona ha adjudicado el proyecto a la empresa Bac Engineering Consultancy Group el proyecto de asistencia técnica para la revisión y redacción de los proyectos de accesos a la zona ZAL del Puerto de Tarragona.

El proyecto describe los trabajos y fija las condiciones técnicas que regirán el contrato para la construcción de los accesos a la zona de actividades logísticas del Puerto.

El servicio se ha adjudicado por un importe total de 49.912,50€, en un plazo de cuatro meses, y constará 4 etapas: recopilación y análisis de la información, estudio de los cambios y actualizaciones a realizar, redacción de los proyectos constructivos y por último se completará con los
documentos anejos.

El objetivo final del proyecto de construcción de los accesos a la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Tarragona es conectar la ZAL en la red viaria. Por un lado, por el tramo comprendido entre la ZAL y el vial de la química que tiene el origen a la rotonda de la ‘Apisonadora’. Y por otro lado, dar acceso a la ZAL desde la C-31B, se definirá una rotonda a la altura de la intersección con la carretera TV-3146 y de la industria Dow Chemical.

La inversión para desarrollar la ZAL es de 30 millones de euros. De esta cantidad económica, 10 millones de euros han sido destinados a la configuración de la primera fase de los varios accesos viarios y ferroviarios.

El Puerto estima que la actividad a la ZAL generará 2.974 lugares nuevos de trabajo directos y 744 indirectos, un total de 3.718 nuevas ocupaciones en el territorio. Pero, a esta cantidad hay que añadir también los 564 puestos de trabajo que se crearán durante las obras de ejecución del proyecto que, sumados a los anteriores, hacen un total de 4.282 lugares nuevos de trabajo.

El impacto económico que tendrá la ZAL dentro del área de actuación del Puerto de Tarragona será de unos 150 €/m² el que se convertirán en 154 millones de euros anuales de retorno de la inversión. Con la implantación de la ZAL y toda su actividad, el Puerto de Tarragona prevé que el impacto de los tráficos oscilará con un incremento de entre los 2,7 y los 4,6 millones de toneladas anuales. El que significa un incremento aproximando
de un 8 a un 14% más de tráficos respecto al resultado de 2018 que fue de 32.000.000 de toneladas de mercancías.