T.P.
18/05/2020

El Puerto espera recuperar algo más del 70% de esta temporada.

La Mesa Institucional de Cruceros, encabezada por la Autoridad Portuaria de Tarragona y formada por representantes institucionales y empresariales del turismo de la Costa Daurada, se ha reunido de forma telemática. La Agencia Catalana de Turismo y el Ayuntamiento de Vila-seca han participado por primera vez en este órgano de coordinación del proyecto de cruceros de la Costa Dorada.

Los miembros de la mesa han acordado reorientar las acciones de promoción previstas este año hacia los objetivos para hacer valer el territorio y preparar el retorno del sector con la mejor posición posible respecto a otros destinos y territorios competidores.

La sesión de trabajo se ha centrado en  abordar las posibles respuestas a la crisis. El Puerto de Tarragona trabaja para poder reiniciar la temporada de cruceros desde el primer momento que sea posible, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan y dando toda la prioridad a la salud de las personas. Una actitud que comparten todos los agentes representados en la Mesa de Cruceros.

Todos los responsables presentes han estado de acuerdo en no dar por perdida la temporada 2020 y poder poner en marcha la logística con agilidad y seguridad desde el primer momento y, al mismo tiempo, orientar los esfuerzos para estar preparados y posicionados para la temporada 2021, para la cual se detecta una gran demanda actualmente, en parte gracias a la promoción que se está haciendo.

Este año el inicio de la temporada se pospone hasta julio, a la espera de la evolución de los acontecimientos. En estas condiciones, la temporada de cruceros 2020 mantiene una previsión de hasta 31 escalas que suman 71.290 cruceristas a bordo. El mes de octubre es el que concentra más cruceros y pasajeros con 11 barcos y 27.730 pasajeros.

Y en cuanto a las cancelaciones de abril, mayo y -previsiblemente- junio, el Puerto perdería  22 cruceros y 26.000 cruceristas.

La Mesa de Cruceros se reúne una vez cada tres meses, y en esta ocasión se ha dado la bienvenida, como nuevos miembros de la Tabla de Cruceros, a la Agencia Catalana de Turismo y el Ayuntamiento de Vila-seca. Por parte de la Agencia Catalana de Turismo, ha participado el director general de Turismo de la Generalitat de Cataluña, Octavi Bono, y por parte del Ayuntamiento de Vila-seca, el alcalde Pere Segura.