T.P.
15/05/2020

Once fotógrafos vinculados a Tarragona expondrán en el Tinglado 1 en septiembre.

“Tarragona confinada. La ciudad escondida” es el título de la exposición que el Puerto  organizará a partir del 13 de septiembre próximo, coincidiendo con los seis meses de la fecha del decreto de confinamiento. La muestra fotográfica a cargo de 11 profesionales vinculados con Tarragona quiere recoger una memoria gráfica de lo que ha sido el periodo de confinamiento para los tarraconenses y tarraconenses. Unos meses donde la ciudad ha permanecido doblemente escondida por la obligatoriedad de quedarse en casa y, consecuentemente, por la invisibilidad de muchas de las cosas sucedidas. La muestra se podrá visitar del 13 de septiembre al 8 de noviembre en  Tinglado 1 del Moll de Costa del Puerto de Tarragona.

La exposición cuenta con la colaboración de Pep Escoda en el asesoramiento conceptual y artístico de la exposición. Escoda, premiado hasta 21 veces con el premio Nacional Lux de fotografía profesional en varias categorías (retrato, paisaje, arquitectura o proyecto personal), será además uno de los 11 fotógrafos que expondrá al Tinglado 1, junto con otros 10 profesionales más: Alba Rodríguez, Cristina Serra, Montse Riera, David Oliete, Fabián Acidres, Laia Solanellas, Adrià Borràs, Àngel Ullate, Rubén Perdomo y Gerard Boyer.

La exposición contará con 110 fotografías, debe por cada participante, que presentarán una mirada panorámica de los efectos del confinamiento en las personas, familias, profesionales y empresas y, de manera especial, en aquellos colectivos que han estado a primera línea prestando servicios esenciales. El presidente del Puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, cree que “un fenómeno como este, compartido por tanta gente, de dimensiones inesperadas y con efectos muy amplios en todos los aspectos de la vida, del trabajo y del ocio, es un momento histórico que tiene que quedar registrado por la posteridad”.

La exposición, explica Cruset, “quiere mostrar muchas cosas que han quedado escondidas durante el confinamiento, entre ellas, el trabajo de muchas personas prestando servicios esenciales, y también un homenaje a todas estas personas que han tenido que hacer frente a la pandemia en primera línea”. La intención es que sanitarios, policías, voluntarios, tengan un protagonismo especial en esta exposición. Además, el público asistente podrá encargar a los autores copias de las imágenes expuestas. Los fotógrafos destinarán el 50% del cual recauden a entidades y acciones sociales que hagan frente a los efectos de la pandemia de coronavirus.