J.A.D.
11/02/2020

Con 32,4 millones de toneladas movidas en la infraestructura, 2018 no fue un mal año, pero se sitúo claramente por debajo de 2017, año de récord en el enclave con 34 millones de toneladas gestionadas.

Sin embargo, 2019 puede apuntar a estar muy cerca del récord del 2017, aunque no lo alcanzará, a falta del cierre del pasado ejercicio que todavía no se ha dado a conocer. En todo caso, registrar algo más 33 millones de toneladas en 2019 no sería una cifra exagerada. Y es que, aunque las perspectivas a principios de octubre señalaban la posibilidad de un cierre de año espectacular, lo cierto es que la fuerza de la naturaleza impidió cumplir con esta expectativa. El factor principal fue el temporal y la riada del Francolí.

El Puerto estará cerca en 2019 de las espectaculares cifras del 2017.

En el lado positivo, se encuentran los excelentes registros de hidrocarburos, principal movimiento del enclave, así como de agroalimentario. El mantenimiento de los buenos tráficos en automóviles y la mejora en algunas áreas de carga general.

Es previsible también a cierre del 2019 una mejora sustancial de los ratios económicos del Puerto: ventas, beneficios y rebaja del endeudamiento, entre otros. En estos capítulos, 2018 registró unas ventas de 56,5 millones de euros y un beneficio de 8,7 millones de euros, sensiblemente inferiores a los obtenidos en 2017. También 2018 presentó cifras contables que conviene subrayar, más allá de la disminución de ventas y beneficios, como una Ebdita de 31,4 millones (32,2 el 2017) y un cash flow de 29,9 millones (31,3 el 2017). Datos que seguramente mejorarán al cierre contable de 2919.