J.A. DOMÈNECH
31/01/2020

Endesa había anunciado el pasado año el cese de su operativa de carbón en el Puerto de Tarragona,  previsto para la primavera de este año, coincidiendo con el cierre de la central térmica de Andorra (Teruel) el próximo 30 de junio, una de las dos centrales a las que la compañía energética suministra esta materia prima desde el Puerto, junto a la de Alcudia (Mallorca).

La eléctrica viene utilizando el enclave tarraconense como hub para distribuir carbón a Andorra, vía ferrocarril, y hacia Alcudia, vía marítima. Fuentes de la compañía señalaron en su día  a Tarragonaport.com que “previsiblemente no llegará más carbón al Puerto de Tarragona destinado a  estas centrales”,  a partir del primer tercio de este año. En el caso de Andorra, por el anunciado cierre; y el que se destinaba a Alcudia, debido a que “tiene almacenado el carbón”, por lo que no habrá necesidad de más operaciones logísticas en el futuro desde el enclave tarraconense.

Endesa continuará con su operativa de carbón en el Puerto.

Sin embargo, en un cambio de estrategia, la compañía energética propiedad del grupo Enel ha decidido continuar con la operativa. Fuentes de Endesa señalan a TP que “se ha renovado el contrato con el Puerto de Tarragona y se irá haciendo uso de las instalaciones para el transporte de carbón en función de las necesidades de la compañía y del grupo Enel”.

Las mismas fuentes no han querido aportar más detalles, pero todo apunta que el cierre previsto de operaciones de mineral de carbón y de coque de petróleo en Tarragona no tiene, por el momento, una fecha fija establecida en el calendario. No obstante, aunque las operaciones continúen, durante el año 2019 hasta el mes de noviembre (última estadística disponible), el carbón y el coque de petróleo habían experimentado un acumulado de 2,1 millones de toneladas gestionadas en las instalaciones portuarias, lo que supone un 19,1% menos respecto al mismo periodo del 2018. Endesa controla algo más de la mitad del volumen movido en el Puerto.  En todo caso, una merma de operaciones en línea con las directrices de descarbonización del mix energético de la compañía, con una clara apuesta por las energías renovables promovidas por la Unión Europea, y los planes específicos de las autoridades portuarias en esta línea. Una política común que marca para el 2050 como año de cero emisiones de CO2.

El Puerto de Tarragona era el principal hub logístico portuario de carbón en el Estado, capitalidad que en 2019 perdió en beneficio del puerto de Carboneras (dependiente de la Autoridad Portuaria de Almería), precisamente ante la concentración de actividad de la central térmica de Endesa allí ubicada. Sin embargo, la central térmica de Almería también ha fijado su cierre para el 2022.

Las terminales que operan carbón y coque en el Puerto de Tarragona son las situadas en los muelles Catalunya y Navarra. Y los operadores son Euroports Ibérica (descarga y almacenaje) y la sociedad García Munté (almacenaje y clasificación).