T.P.
16/01/2020

La Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) ha anunciado a través de las redes sociales que el enclave está totalmente operativo tras la explosión en la planta de IQOXE.

El accidente provocó una lluvia de piezas y fragmentos de la empresa química que llegaron hasta algunas de las instalaciones del Puerto, que están ubicadas a más de un kilómetro de distancia de la química. Así, se vio especialmente afectada la carpa de automóviles que gestiona Bergé, en la que se produjeron daños a al menos tres unidades.

Imagen de la pieza de 300 kilos que fue a parar a las instalaciones del Puerto (cedida al Diari).

Además, una válvula de 1,5 metros de alto por 50 centímetros de ancho y con un peso de 300 kilos, voló casi 1 kilómetro hasta el Puerto. Como apuntan fuentes de la instalación, el primer impacto contra el suelo provocó un agujero de dos metros de largo por 80 centímetros de ancho, así como una profundidad de más de 30 centímetros.

Tras la explosión, la APT puso inmediatamente en marcha Pla d’Autoprotecció, que ahora se encuentra en fase de alerta.