T.P.
18/12/2019

El Grupo Samca ha invertido cinco millones de euros en la construcción del segundo apartadero de la Terminal Intermodal de Monzón, inaugurado esta misma semana y que forma parte de su proyecto AgroTim para el transporte de cereales y otros productos agroalimentarios hacia el Puerto de Tarragona.

Las nuevas instalaciones fueron inauguradas esta semana por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. Las instalaciones, que desde la primera semana de septiembre reciben regularmente un tren semanal procedente de Tarragona, podrían duplicar esta frecuencia con un segundo convoy, que se sumará en breve, según señalan desde la empresa,  están preparadas para la entrada de hasta cinco trenes semanales y con capacidad para 15.000 toneladas de almacenamiento.

El Puerto consolida su hinterland con terminales como la de Monzón.

La nueva terminal de graneles del Grupo Samca es una solución de transporte competitiva y sostenible para el sector agroalimentario, que tiene en la provincia de Huesca uno de los máximos exponentes del país, especialmente en lo que a la producción de piensos para animales se refiere. Las plantas ubicadas en el entorno de AgroTim producen más de 2 millones de toneladas de piensos al año, para los que la materia prima fundamental son los cereales a granel, que llegan hasta la nueva terminal directamente en tren aprovechando la conexión ferroviaria existente.

La ubicación de AGROTIM en Monzón es estratégica, dada su cercanía ferroviaria a puertos tan importantes como los de Bilbao, Pasajes, Barcelona, Castellón, Valencia y, especialmente, al de Tarragona, principal núcleo en España de descarga de cereales llegados por mar.

El proyecto de Samca cuenta con unas destacadas expectativas futuras de crecimiento, hasta el punto de que ya hay prevista una ampliación próxima en la terminal de graneles con una inversión de dos millones de euros adicionales. Esta nueva línea de negocio para el transporte de graneles está emplazada también en el Polígono de La Armentera, y cuenta con una superficie de 35.000 m².

De igual modo, el complejo ha sido adaptado para el depósito de contenedores frigoríficos, de tal modo que con una losa hormigonada de 1.420 m², dispondrá de una capacidad de almacenamiento de sesenta unidades conectadas a la red para mantener la cadena de frío en el tráfico de contenedores frigoríficos desde los mataderos de porcino y vacuno hasta puerto.

Por otra parte, la terminal aragonesa también trabaja con ADIF para ampliar la tercera vía de sus instalaciones hasta los 750 metros de longitud, con el fin de poder gestionar cuatro trenes diarios y de reducir el tiempo de las maniobras al no tener que partir las composiciones.