J.A.D.
13/12/2019

La Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) cacula que podría cerrar este ejercicio como un año récord de su serie histórica. Así lo ha declarado el presidente de la APT, Josep Maria Cruset, en el trascurso de la celebración de los premios APPORTT 2019 celebrados ayer.

Aunque no ha ofrecido una cifra concreta, Cruset ha explicado que «pese al descenso de tráficos experimentados recientemente (en referencia al mes de octubre pasado, que registró una caída del 8,7%, aunque en el acumulado anual se sitúa en un 4,5%), cerraremos uno de los mejores resultados de la serie histórica”. En volumen, esto supondría, en caso de batir el récord, a alcanzar al cierre del ejercicio más de 34 millones de toneladas, récord  marcado en 2017. La cifra se sustentaría en el buen comportamiento de la infraestructura a lo largo de este año, así como en los tráficos que presentaría noviembre (todavía no se han dado a conocer las cifras) y diciembre.

La actividad portuaria registrará este año un récord en volumen.

Hay que recordar que el pasado ejercicio el Puerto cerró con un registro de 32,4 millones de toneladas gestionadas, unos ingresos de 56,5 millones de euros y un resultado de explotación de 8,7 millones de euros. Más allá del volumen récord previsto en 2019, habrá que ponderar especialmente las cifras que se obtienen también en ventas, beneficios, así como ver cómo queda el cash flow (29,9 millones de euros en 2018), ebitda (31,4 millones de euros), y si el Puerto continúa en la senda de reducción de su endeudamiento, que en 2018 quedó en 54,7 millones de euros, después de un sustancial ajuste.

Cruset se ha mostrado optimista de cara al próximo ejercicio, al señalar que la APT ha cerrado este año la aprobación definitiva del Plan Especial de Infraestructuras y del Plan Urbanístico de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), la tramitación final del proyecto de puerto seco en Marchamalo (Guadalajara), así como el próximo inicio de las obras en el muelle de Baleares, entre otros destacados objetivos alcanzados, lo que va a permitir un renovado impulso de la actividad. El presidente del Puerto también ha querido hacer mención al récord que presenta la actividad de cruceros, que este ejercicio ha logrado un movimiento de 128.000 pasajeros. Y, en este capítulo, el haber conseguido un acuerdo con la compañía Royal Caribbean, que vendría a completar la actividad de Costa Cruceros, que dejará de tener a Tarragona como puerto base de un trayecto continuo de temporada  el próximo ejercicio.