J.A.D.
25/10/2019

No es uno de los tráficos más significativos en volumen, pero sí muy importante desde el punto de vista estratégico y de diversificación de mercancías del Puerto. La importación de frutas, hortalizas y legumbres ha convertido al enclave en el segundo del ranking estatal, que encabeza Algeciras, pero ya a mucha distancia del tercero, Valencia.

La cifra registrada en 2018, con un volumen de 501.135 toneladas importadas, ha supuesto un crecimiento prácticamente del 300%  -el más alto registrado entre todos los puertos-,  respecto al movimiento obtenido en 2017, que fue de 126.704 toneladas importadas. Este salto ha provocado que el Puerto de Tarragona se posicione como segundo enclave del Estado en importación de este tipo de mercancía, tras haber ocupado la octava posición en 2017. El ranking lo encabeza año tras año Algeciras, que en 2018 importó 1.663.024 toneladas (+10%). La tercera posición es para Valencia, con 312.345 toneladas (+18%).

La mayor parte de los kiwis que se consumen en la Península entran por el Puerto.

La infraestructura tarraconense lleva años trabajando en este sector, con servicios regulares con Nueva Zelanda, Costa Rica, Colombia y República Dominicana. Esta oferta regular se complementa con los servicios a países como Canadá y los Estados Unidos. Tarragona se ha convertido en la puerta de entrada para la fruta tropical con destino a la Península Ibérica y sur de Europa. Como ejemplo, la mayor parte de los kiwis que se consumen en la Península entran por el Puerto de Tarragona, así como las diferentes variedades de piñas, plátanos y aguacates. La compañía Fruport es el operador de este tipo de mercancía que trabaja en el Puerto.