T.P.
11/10/2019

Adif ha terminado el periodo de pruebas y los recorridos de fiabilidad en la variante Vandellós-Tarragona del Corredor del Mediterráneo, necesarias para tramitar la puesta en servicio de la infraestructura.

Durante cinco días se han realizado 368 recorridos de fiabilidad entre L’Hospitalet de l’Infant y la estación de alta velocidad del Camp de Tarragona,  cruzando por los cambiadores de ancho de La Boella (en el Puerto de Tarragona), y entre L’Hospitalet de l’Infant y la estación de ancho convencional de Tarragona, acumulando cerca de 15.000 kilómetros y con resultados «altamente positivos», según ha comunicado el gestor de infraestructuras.

En un término corto (diciembre) podría estar operativa esta variante. (foto Adif)

Las pruebas de fiabilidad consisten en someter a la infraestructura y las instalaciones a escenarios de máximas exigencias para verificar que su comportamiento cumple con los parámetros de homogeneidad, fiabilidad y estabilidad. Esta fase de pruebas completa las realizadas hasta la fecha mediante trenes laboratorio de Adif y material comercial en los tramos de ancho internacional y convencional, entre las que destacan las auscultaciones de vía y sistemas de electrificación, comprobaciones de las instalaciones de seguridad, comunicaciones y señalización como el sistema ERTMS en su nivel 1.