T.P.
04/10/2019

La evolución del mercado inmologístico catalán indica que cerrará 2019 con una previsión de absorción en torno a los 600.000 m², después de que la contratación en el segmento industrial se recuperase durante los meses de julio y septiembre, pese a la escasez de oferta de naves adecuada a las necesidades de las empresas, tanto en acabados como en dimensiones. Así se desprende de una información publicada por Cadena de Suministro, que recoge datos de Savills Aguirre Newman.

Durante el tercer trimestre del año, la contratación se situó en 132.515 m², frente a los 102.8937 m² del mismo tramo del año anterior, aunque en el acumulado durante los nueve primeros meses del año, la contratación fue de 468.956 m², lo que supone un retroceso del 4,9% frente al mismo período de 2018 que se explica por la escasez de naves logísticas disponibles.

El sector sigue quejándose de la falta de activos adecuados (foto navesylogistica).

Durante el tercer trimestre del año,  desgrana el mismo medio , la superficie media contratada se situó en 8.834 m², con predominio de proyectos llave en mano ajustados a las necesidades de cada cliente, así como de operaciones directas de compra de suelo y diseño de las instalaciones por los propios interesados.

A lo largo del tercer trimestre del año se han realizado un total de 15 operaciones, frente a las 16 del mismo período de 2018, que, además, se han concentrado en un 75% en Barcelona y su primera corona industrial, zonas que siguen constituyendo el principal foco de interés de los operadores, pese a que en esta área, la oferta logística es de tan sólo un 1,62%.

Entre las operaciones más relevantes del período, sobresalen el arrendamiento de una nave de 19.918 m² propiedad de Pulsar Capital en Parets del Vallès alquilada a ALC y la de Segro en Martorelles, también por encima de los 19.000 metros cuadrados.

Por otra parte, la buena evolución del mercado está llevando a fondos de inversión y a promotores a analizar operaciones a través de distintas modalidades, como “sale&leaseback”, promoción a riesgo o “forward purchase”.

Así mismo, durante los nueve primeros meses del año, se han transaccionado más de 500.000 m² en operaciones de inversión, como son la desinversión del centro logístico de Amazon en El Prat, adquirido por el fondo Korea Investment Corporation, o la de dos naves logísticas de Colonial en Tarragona, que han pasado a manos de Prologis.