J.A.D.
03/09/2019

El final de la operativa de carbón de Endesa en el Puerto de Tarragona, supondrá también el cese del funcionamiento de su línea férrea, que conecta el enclave con la Central Térmica de la compañía eléctrica en Andorra (Teruel).

Endesa , según la noticia publicada por este medio, ha anunciado que antes del cierre de la Central Térmica, previsto para el 30 de junio del 2020, abandonaría las operaciones de logística de carbón en el Puerto, que suponen algo más de la mitad del movimiento de este mineral en la infraestructura, que el pasado año registro un volumen de 3,5 millones de toneladas.

La Central Térmica tiene fecha de cierre: 30 de junio de 2020 (foto Ditecsa).

Endesa “está negociando con el Ayuntamiento de Andorra y otras partes implicadas el futuro de d esta línea férrea”, explican a Tarragonaport fuentes de la eléctrica. Por su parte, el alcalde de la población, Antonio Amador, ha señalado a este medio que, efectivamente, “hay conversaciones” con diferentes partes, aunque ha querido ser muy cauto a la hora de concretar los aspectos de la negociación, por lo que prefiere “esperar un tiempo”, para poder concretar.

Y es que los interlocutores con los que hay que abordar el futuro de este ramal férreo son varios: Ministerio de Fomento, Puerto de Tarragona, Endesa, entre otros.

Sin embargo, a nadie escapa que la voluntad del Ayuntamiento es poder dar un nuevo uso a esta vía, que podría hacer que Andorra fuera un polo de comunicaciones especializado, convirtiéndose en un hub de alta conectividad, gracias al enlace directo con el Puerto de Tarragona.

Endesa, por su parte, también está negociando con el municipio turolense las nuevas inversiones y compensaciones previstas ante el inminente cierre de la Central Térmica, entre los que se encuentra la implantación de un de una gran parque fotovoltaico en los terrenos que ahora ocupa la Térmica.