TARRAGONAPORT
14/06/2019

La reciente jornada «Comercio transnacional – economía digital: tributos y aduanas», organizada por la URV abordó diferentes aspectos sobre el tema con la intervención de 25 ponentes.

Entre sus conclusiones, el exponencial crecimiento del comercio electrónico ha puesto de manifiesto la falta de recursos de las administraciones aduaneras en España. Hay que tener en cuenta que cada minuto se envían de media más de 500 declaraciones aduaneras, de las que gran parte corresponde a compras ‘on-line’. El comercio electrónico, con un crecimiento sin parangón en los últimos años, supone un volumen de recaudación enorme en las aduanas.

A juicio del presidente de la Fundación Aduanera, Alejandro Arola, ya se trataba de “un mal endémico en nuestro país” el déficit, pero se ha visto intensificado por el e-commerce, restándole competitividad al sistema y, por ende, al país. El gran volumen de transacciones a través de internet imposibilitan llevar un control eficiente de las mercancías que se importan con los actuales recursos. Así se ha puesto de manifiesto en la jornada ‘Comercio transnacional-economía digital: tributos y aduanas’, organizada por la Universitat Rovira i Virgili (URV).

La avalancha del e-commerce supone una gran recaudación para las aduanas (foto laculturadelmarketing).

La primera sesión de esta jornada ha versado sobre comercio transnacional y ha contado con la presencia de Alejandro Arola, que ocupa también el cargo de presidente de la Federación Internacional de Operadores Económicos Autorizados (IFAEO), y que ha analizado esta figura y el futuro de la UE. Para Arola, las aduanas son los motores de la economía de un país y deben ser competitivas. Para conseguirlo ha apuntado dos claves: conocimiento sobre la materia, “que lo hay”, y recursos, “algo que en España no tenemos”. Por su parte, el presidente de l’Agrupació per a la Promoció del Port de Tarragona (Apport) y consejero delegado de Arola, Carlos Arola, ha analizado cuáles son les retos del comercio electrónico para la Aduana. La falta de recursos, según Carlos Arola, y la consiguiente pérdida de ingresos que supone no aplicar controles más eficientes, también lastran la competitividad de las empresas que sí cumplen con los requisitos necesarios.

Por su parte, el jefe de la dependencia de Aduanas e Impuestos Especiales de Tarragona, Jordi Solé, ha pronunciado una ponencia sobre las iniciativas de la UE y la Organización Mundial de Aduanas sobre comercio electrónico. También ha participado en esta sesión el director de Dominio Público y Protección Portuaria del puerto de Tarragona, Josep Lluís Díez, que ha explicado el papel de los diferentes operadores portuarios en el comercio internacional.

Está jornada ha formado parte del proyecto de investigación «Aspectos financieros, tributarios y comerciales de la vivienda colaborativa», financiado por el Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Técnica de Excelencia, y de la Cátedra Fundación Aduanera – URV de Estudios Aduaneros.